Ir al contenido principal

Tenemos consejos para ti sobre cómo limpiar el desagüe de la bañera

Un desagüe obstruido en la bañera o ducha es un asunto muy desagradable. Sin embargo, todo el mundo se enfrenta a ello de vez en cuando. ¿Cómo limpiar el desagüe de la bañera de forma eficaz? Prueba nuestros consejos.
 

La clave es la prevención

Al igual que en el caso de la salud humana, la limpieza y el mantenimiento de los equipos en buen estado requieren un cuidado regular y una serie de medidas preventivas. Esto también pospondrá el momento en que tengas que ocuparte de la limpieza del desagüe de la bañera. Una medida es un colador o tapón protector y, por supuesto, lavarlos regularmente. El material ideal para obstruir el desagüe es el pelo y los trozos de piel que se mezclan fácilmente con los restos de jabón y champú. Ten cuidado también con los animales domésticos, cuyo pelaje puede convertirse en un gran "tapón" no deseado. Ten cuidado también con las horquillas y las gomas de pelo que a veces pueden caer al desagüe.
 

¿Por qué prestar atención a la prevención?

La limpieza regular de la bañera debería ser una parte natural de la vida. Esto no sólo sirve para conseguir un aspecto agradable y un hogar perfumado, sino sobre todo para deshacerse de los microorganismos no deseados, para los que la grasa, los trozos de piel, el pelo y los restos de detergente son un caldo de cultivo. Por supuesto, un mantenimiento regular contribuye a la fiabilidad, al funcionamiento sin problemas y, sobre todo, a una mayor vida útil de la bañera y de toda la tubería.
 

Préstale atención al tapón

A veces la solución es muy sencilla. La obstrucción radica en la suciedad acumulada justo debajo del tapón. En este caso, todo lo que necesitas es un gancho (quizás hecho con una percha de metal), unas pinzas o un alambre, que utilizarás para tirar gradualmente de la suciedad hacia la superficie. Lo importante es sacar la suciedad en lugar de empujarla hacia la tubería.
 

Limpia el sifón

El siguiente paso después de eliminar la suciedad bajo el colador y el tapón es desmontar el sifón, que funciona principalmente como aislante de los malos olores. Por lo tanto, no debería secarse nunca. Antes de desmontarlo, se debe colocar un recipiente debajo donde pueda escurrirse el agua restante, los sedimentos y otros residuos. A continuación, desenrosca el sifón y deja que todo se escurra, retira manualmente cualquier resto de suciedad y luego lávalo. Comprueba también la junta para ver si está "endurecida" y, por tanto, hay que sustituirla.
 

El desatascador de goma es un ayudante eficaz

Un clásico absoluto para limpiar el desagüe de la bañera es el desatascador de goma. Cuanto mayor sea el diámetro, más eficaz será. Llena la bañera con agua, obtura el rebosadero (necesitas que se cree un vacío), luego afloja el tapón, coloca el desatascador en el desagüe y empieza a bombear. La suciedad saldrá a la superficie y el agua comenzará a drenar lentamente creando un vórtice. En ese momento sabrás que lo has logrado. Si la suciedad resiste, hay que elegir otra manera de eliminarla.
 

También puedes utilizar un desatascador de muelle

Otro clásico de la fontanería es el desatascador de muelle, que se puede encontrar fácilmente en las tiendas de bricolaje. En este caso, se necesita un poco de habilidad y práctica. Si no tienes cuidado, puedes acabar empeorando el problema dejando literalmente atrapados los residuos en una de las secciones de la tubería o incluso dañando la tubería. El manejo del muelle es más fácil con un ayudante. El funcionamiento del muelle consiste en que, mientras tú giras en una dirección, el ayudante dirige el muelle hacia la obstrucción que hay que eliminar.

CONSEJO: Al sacar el muelle, ve quitando la suciedad para no tener el baño sucio.
 

Remedios caseros y productos químicos

El desagüe de la bañera también puede limpiarse con productos químicos a base de hidróxido de sodio. Normalmente se echa en el desagüe, se dejan actuar durante algún tiempo y después se vierte el agua caliente (no hirviendo), al menos un litro. Una opción más respetuosa con el medio ambiente es recurrir a los remedios caseros y utilizar el poder de la sal de cocina (la más ordinaria servirá), el polvo de hornear o el bicarbonato de sodio, que se mezclan en cierta proporción con agua caliente y vinagre. De nuevo, primero hay que echar la mezcla en el desagüe y luego verter el agua después de unos minutos. Sin embargo, al utilizar cualquier producto químico, asegúrate primero de que no dañará los revestimientos protectores de la superficie de la bañera.
 

Deshazte de la cal y de los malos olores

La limpieza del desagüe de la bañera suele ir acompañada de un olor desagradable. Por lo tanto, realiza esta tarea cuando estés seguro de que puedes ventilar. Puedes recurrir al zumo limón, que viertes en el desagüe con un poco de agua y dejas que actúe. Después, enjuaga. No te olvides de los coladores a la hora de limpiar el desagüe. Coloca los coladores en una mezcla de agua, vinagre y bicarbonato. A continuación, utiliza un cepillo para quitar los restos de la suciedad. Puedes hacer lo mismo con las tapas de desagüe o incluso con los grifos de lavabo y ducha.

Productos relacionados

281,18 € con IVA
En stock 25 uds
Se enviará el viernes 30. 9.
1.883,94 € con IVA
En stock 10 uds
Se enviará el viernes 30. 9.
199,55 € con IVA
En stock 17 uds
Se enviará el viernes 30. 9.
793,94 € con IVA
En stock 1 ud
Se enviará el viernes 30. 9.
arriba
Clientes de Avis www.sanitino.es