Ir al contenido principal

Todo el mundo tiene al menos un espejo en su casa frente al que se acicala. ¿Pero sabes cómo limpiar y pulir un espejo de forma eficaz? Prueba los siguientes remedios caseros.
 

Todo el mundo sabe que un espejo roto trae siete años de mala suerte, pero no todos saben cómo mantenerlo. Limpiar bien los espejos puede ser una tarea complicada, sobre todo si se trata de una zona grande. Por eso te traemos algunos consejos fiables que facilitarán mucho el trabajo.

 

¿Cómo se limpia un espejo, en seco o en húmedo?

Aqualine_6000dn2.jpg

Una pregunta muy común es si es mejor limpiar el espejo en húmedo o en seco. Si sólo utilizas agua corriente para limpiar tus espejos, ten cuidado con la cantidad de agua que utilizas. No olvides secar estas superficies después de lavar el espejo con agua, ya que las gotas de agua que no se secan no hacen buen efecto en el cristal brillante. En el caso de los marcos de madera, evita el agua por completo, ya que los marcos de madera pueden ser muy sensibles a la humedad. 

Por estas razones, muchos expertos recomiendan la limpieza en seco de los espejos. Un paño de microfibra suave y sin pelos es ideal para esto. También es ideal un limpiador antibacteriano que no sólo limpie la superficie sino que la impregne. El espejo no se empañará después de estos cuidados y facilitará su limpieza futura.

¿Un papel de periódico? Sólo para los valientes

Algunos recomiendan utilizar papel de periódico para limpiar los espejos. Aunque este consejo está bastante extendido, no todos los espejos soportan estos cuidados. Los bordes del papel arrugado tienden a ser bastante afilados, lo que puede rayar las superficies. Por ello, lo ideal es tratar los espejos con un paño de algodón o de microfibra. Sin embargo, si optas por el papel de periódico, ten cuidado de no utilizarlo para pulir un espejo del que no se haya quitado el polvo. Los pequeños granos de polvo también podrían causar arañazos bajo la presión del periódico, sutiles, pero de forma irreversibles.

 

¿Vinagre, limón o bicarbonato?

¿Y cómo limpiar el espejo utilizando sólo productos caseros? Según nuestras abuelas, el principal ayudante es el jugo de limón mezclado con agua. Esta combinación es ideal especialmente para eliminar la cal. Pero si necesitas limpiar un espejo muy sucio, utiliza vinagre en lugar de limón. Mézclalo 1:1 con agua y viértelo en una botella de spray. A continuación, rocía el espejo y púlelo.

El bicarbonato de sodio, mezclado con unas gotas de agua, tiene un efecto similar. No obstante, sea cual sea el método que elijas, procura evitar el contacto con el borde del espejo, que podría resultar irremediablemente dañado por materias ácidas o agresivas.

 

Cómo pulir un espejo para dejarlo como nuevo

Para devolver a tu espejo su brillo original, puedes aprovechar el poder del alcohol común. Es ideal porque no deja rayas en la superficie. Sin embargo, lo que no se puede eliminar son los puntos negros. Se trata de una capa de plata inamovible que se oxida gradualmente. La única solución en este caso es comprar un nuevo espejo.

 

¿Productos químicos? Lee las etiquetas

Si prefieres productos químicos a naturales, ten cuidado. Un manejo descuidado puede dañar el espejo. Estos limpiadores pueden contener compuestos a base de cloro, por lo que si entran en contacto con los bordes, pueden hacer que se vuelvan negros. Por desgracia, esta reacción es irreversible. Los aerosoles que contienen alcohol o las espumas basadas en la nanotecnología son adecuados. Con ellos, podrás pulir tu espejo de forma rápida y sencilla.

¿Y qué otra cosa mejorará tu espejo perfectamente limpio y pulido? Tu sonrisa.

 

Productos relacionados

972,71 € con IVA
Recibimos en nuestro almacén generalmente en 19 días (puede consultarlo por correo electrónico)
278,98 € con IVA
Recibimos en nuestro almacén generalmente en 19 días (puede consultarlo por correo electrónico)
arriba
Clientes de Avis www.sanitino.es