Ir al contenido principal

Los fregaderos de granito tienen muchas ventajas, entre ellas su gran durabilidad. Pero, como cualquier otro producto, hay que cuidarlo adecuadamente. ¿Sabes cómo limpiar correctamente un fregadero de granito? Hemos reunido algunos consejos útiles para ti.
 

El fregadero de granito es muy popular por su resistencia a las altas temperaturas, su fuerza y la solidez del color. Además, tiene propiedades antibacterianas naturales que sin duda apreciarás en tu cocina. No obstante, incluso este tipo de fregadero necesita un cuidado regular. 
 

La regularidad es esencial

Si cuidas de algo regularmente, evitas problemas y facilitas tu trabajo. Lo mismo ocurre con los fregaderos de granito. Y mantenerlos no es difícil. La parte suave de una esponja para platos normal o un paño suave y detergente para platos será suficiente. También puedes utilizar un producto especial para limpiar los fregaderos de granito. Lava bien la superficie del fregadero, aclárala con agua y sécala con un paño. Este paso es importante porque el granito es susceptible a los depósitos de cal, que son causados por el agua. Todo este proceso debe realizarse diariamente. Sin embargo, lo ideal es secar el fregadero después de cada uso.

Debes estar atento siempre que haya alimentos que manchen (por ejemplo, remolacha, vino, café, zumos de frutas agresivos...) en la superficie del fregadero, ya que pueden dejar manchas en el granito. La única solución es lavar estos tintes lo antes posible.


¿Cómo eliminar la cal de un fregadero de granito?

10.jpg

Si tu fregadero de granito ya tiene depósitos, no te desesperes. Existen productos en el mercado para eliminar la cal de las superficies de granito. Aunque la cal encabeza la lista de los mayores enemigos de los baños y las cocinas, puede eliminarse con relativa facilidad (suponiendo que no se haya asentado durante mucho tiempo) y de forma barata, incluso utilizando cosas que puedes encontrar en casa.

La mejor manera de tratar los depósitos de cal es usar el vinagre. En primer lugar, dilúyelo con agua: una parte de vinagre por tres de agua. Aplica esta mezcla sobre la cal durante unas horas. A continuación, elimina los restos con una esponja o un paño, aclara y seca. El limón también es un gran combatiente de la cal. Córtalo por la mitad y frótalo en las zonas afectadas.

Una prevención probada contra la formación de depósitos es untar la superficie del fregadero con cualquier aceite comestible. El aceite evitará que el agua se pegue a la superficie y garantizará que se escurra por el desagüe, por lo que los componentes del agua no tendrán tiempo de adherirse a la superficie, lo que dificultará la formación de cal.
 

¿Qué hay que evitar?

Ahora que hemos hablado del cuidado adecuado del fregadero, también es necesario mencionar lo que hay que evitar. No utilices nunca estropajos, cepillos o abrasivos para eliminar incluso los depósitos más grandes. La superficie podría rayarse, lo que no quedaría bien desde el punto de vista estético, y la suciedad se adhiere mejor a una superficie dañada.

Evita también los disolventes, limpiadores de residuos y otros productos agresivos. 


El color no importa

¿Cómo limpiar un fregadero de granito negro? ¿Y cómo se limpia el granito blanco? Si te estás haciendo estas preguntas, ya tienes la respuesta más arriba, porque todos los fregaderos de granito se cuidan de la misma manera.

Sin embargo, para los tonos más claros, el vinagre o el limón no siempre son suficientes para eliminar la cal, por lo que puedes probar con agua mezclado con bicarbonato o ácido cítrico.

Ten cuidado con la lejía. Mucha gente la busca en su deseo de tener un fregadero de granito blanco y limpio, pero eso sólo hará más perjuicio que beneficio.

Productos relacionados

149,23 € con IVA
En stock 1 ud
Se enviará mañana
323,00 € con IVA
En stock 2 uds
Se enviará mañana
7,56 € con IVA
En stock 33 uds
Se enviará mañana
284,18 € con IVA
En stock 12 uds
Se enviará mañana
arriba
Clientes de Avis www.sanitino.es