Ir al contenido principal

Les gusta el calor, la oscuridad y la humedad, no hacen daño a las personas, pero pueden asustar y hacer que la mañana sea muy desagradable. Se trata de los pececillos de plata, insectos sin alas que se encuentran principalmente en los baños. ¿Han aparecido en tu casa también? ¡Hemos recopilado para ti algunos trucos fáciles para que puedas descacerte de ellos!

¿Qué es un pececillo de plata?

El pececillo de plata (Lepisma saccharina) es un pequeño insecto cuyo nombre se basa en la similitud de su cuerpo con el de los peces: se parece a ellos no sólo en la forma, sino también en la superficie de su cuerpo, que está cubierto de escamas plateadas.  Los pececillos viven alrededor de tres años, durante los cuales las hembras ponen un centenar de huevos. Se reproducen durante todo el año. Prefieren la oscuridad, temperaturas entre 22-27 °C y una humedad elevada. Por lo tanto, las condiciones de vida ideales están en el baño, pero también en el aseo o la despensa. La luz directa les molesta, así que si encendemos la luz, huyen inmediatamente a su escondite.

Consumen los restos de los carbohidratos y almidones. Su dieta incluye papel, migas diversas, harina y pegamento para alfombras. Sin embargo, pueden pasar meses sin comer. Si se reproducen excesivamente, pueden dirigirse a otras partes de la casa y dañar libros o fotografías antiguas, alfombras, cortinas, ropa de algodón y lana, ropa de cama almidonada e incluso artículos de cuero.
 

Lavanda y vainilla fragantes y eficaces

A diferencia de nosotros, a los pececillos no les gusta el aroma a lavanda. Basta con que consigas unos cuantos manojos o bolsas de tela llenas de flores secas de esta hierba y las distribuyas por la habitación donde viven los insectos. Si no puedes conseguir las bolsas, sustitúyelas por aceite esencial de lavanda. Vierte unas gotas en cada rincón de la habitación cada día.

A los pececillos también les repugna el aroma a vainilla. Sin embargo, varios sustitutos como las velas de té con aroma de vainilla, los desodorantes en spray y el azúcar de vainilla no funcionan. Tienes que conseguir vainas de vainilla de verdad. Córtalas a lo largo y luego córtalas en trozos pequeños. A continuación, colócalas en tu baño, concentrándote especialmente en las esquinas húmedas. Repite este proceso dentro de unos días y verás cómo el número de pececillos disminuye considerablemente.

levander

Trampa en forma de patata

Otro truco probado es utilizar una patata. Ralla una patata cruda y, por la noche, colócala en una alfombrilla y ponla en el lugar en el que suelen aparecer los pececillos con mucha frecuencia. Por la mañana, retira la alfombrilla y tírala con los insectos atrapados. Se dice que un paño viejo y húmedo, espolvoreado con yeso simple y colocado en el suelo, funciona de manera similar. Por la mañana lo aclaras con agua caliente.

RECOMENDACIÓN: También puedes hacer una trampa ecológica utilizando melaza y vinagre en una proporción de 1:2 respectivamente.

Eliminación de los pececillos con diatomita

La última forma de deshacerse eficazmente de los pececillos es utilizar diatomita. Esta roca suelta, llamada tierra de diatomeas, puede encontrarse, por ejemplo, en las tiendas de artículos para el hogar o en las farmacias. Por la noche, esparce la tierra de diatomeas por todos los rincones oscuros de tu baño y por la mañana verás el resultado.

Productos químicos

Si no crees en los remedios caseros, prueba productos químicos de eficacia probada. La oferta es muy variada: desde diferentes tipos de trampas y cintas adhesivas hasta polvos y aerosoles. Sin embargo, estos productos suelen matar también otros insectos en el hogar, por lo que a menudo se puede encontrar información sobre el efecto en los pececillos tras leer la descripción detallada. Considera cuidadosamente la aplicación de aerosoles y polvos, especialmente si tienes niños o mascotas en casa. En la mayoría de los casos, los productos químicos contienen insecticidas y biocidas.

El bórax contra los pececillos

También puedes matar los pececillos con bórax. Se trata de un mineral que suele estar disponible en las farmacias. Mezcla bórax con azúcar en una proporción de 1:1 respectivamente y espolvorea esta mezcla en las zonas por las que es más probable que aparezcan los pececillos. Al día siguiente, limpia bien la mezcla.

La prevención es la clave del éxito

Para asegurarte de que estos bichos no vuelvan a aparecer, mantén todas las zonas delicadas lo más secas posible. Friega siempre bien el suelo, ventila con frecuencia y deja que entre la luz. Simplemente, asegúrate de hacer una limpieza regular.

Si estás diseñando o renovando un baño, piensa en términos prácticos. Elige los sanitarios y los muebles de baño pensando en el mantenimiento. A este respecto, los productos de acero inoxidable son los más adecuados, ya que son fáciles de limpiar, se secan rápidamente y no acumulan suciedad innecesariamente. Esto se aplica, en particular, a los desagües del suelo, las canaletas de ducha, pero también a los sifones.

Y si te interesa saber más sobre la limpieza del baño, echa un vistazo a nuestros otros artículos:

Productos relacionados

16,06 € con IVA
En stock > 100 uds
Se enviará el lunes 27. 6.
32,67 € con IVA
En stock 2 uds
Se enviará el lunes 27. 6.
62,62 € con IVA
Recibimos en nuestro almacén aproximadamente en 34 días (puede cambiar).
32,67 € con IVA
Recibimos en nuestro almacén aproximadamente en 15 días (puede cambiar).
14,36 € con IVA
Recibimos en nuestro almacén aproximadamente en 28 días (puede cambiar).
arriba
Clientes de Avis www.sanitino.es