Ir al contenido principal

Arreglar un cuarto de baño para personas con discapacidad es todo un reto. Cuando se trata de cuartos de baño en espacios públicos, el promotor debe atenerse a la legislación checa, europea e incluso internacional a la hora de diseñarlos. Un documento importante es, por ejemplo, la Resolución 48/96 de la ONU, de 20 de diciembre de 1993, sobre normas uniformes para la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad.
 

Estas normas tan estrictas no se aplican a los cuartos de baño de casas y apartamentos privados. Sin embargo, si tenemos una persona así en nuestra familia, queremos hacerle la vida lo más fácil posible. Al fin y al cabo, el cuarto de baño es un lugar de descanso para todos, incluso para los discapacitados o las personas mayores. En el mundo exterior, se enfrentan cada día a muchos obstáculos debido a su dificultad para desplazarse, por lo que deben poder relajarse y recargar las pilas en su cuarto de baño.

Hoy le daremos consejos sobre cómo amueblar un cuarto de baño para personas discapacitadas.

Características básicas del espacio

Ante todo, todo el mundo debe poder entrar sin dificultad en el cuarto de baño, includo las personas discapacitadas. La puerta debe ser lo suficientemente ancha (al menos 90-100 cm) y no debe haber ningún umbral detrás. El cuarto de baño debe ser lo suficientemente amplio para que un usuario de silla de ruedas pueda moverse cómodamente. Los arquitectos de los cuartos de baño de los pisos prefabricados socialistas no tuvieron en cuenta en absoluto esta posibilidad...

El espacio de maniobra para las sillas de ruedas debe ser de al menos 150 cm. No hay que olvidar que las sillas de ruedas eléctricas son aún mayores. Debe haber un amplio espacio entre los elementos sanitarios para que un usuario de silla de ruedas pueda pasar del inodoro al lavabo y luego del lavabo a la ducha.

Cuarto de ducha

Una ducha es más adecuada para las personas discapacitadas que una bañera. Pero, por supuesto, debe ser una ducha accesible en silla de ruedas. Una mampara de ducha es una buena opción. De nuevo, la anchura debe ser de al menos 90 cm. Los azulejos deben ser antideslizantes. Instale el grifo de ducha más bajo de lo habitual en una ducha de este tipo. Un elemento importante en la ducha es el asiento plegable. Se fija a una de las paredes y puede plegarse y desplegarse fácilmente. Un usuario de silla de ruedas o una persona mayor agradecerán poder sentarse mientras se duchan. Para que la persona pueda levantarse cómodamente del asiento, también instalamos un agarradero en la ducha, justo al lado del asiento.

sprchový kout

Bañera

También existe la opción de bañeras accesibles para sillas de ruedas. Algunos fabricantes venden bañeras con puertas laterales selladas por las que es fácil entrar. La puerta lleva un cierre de seguridad para evitar que se abra espontáneamente. Una persona en silla de ruedas también puede utilizar una bañera convencional, pero debe disponer de un elevador de baño especial. Está equipado con una cuna en la que se coloca a la persona y se la traslada a la bañera y se la saca de ella al terminar el baño.

El baño resulta más agradable gracias a una almohada de baño que aporta comodidad a la cabeza, el cuello y la espalda. Está equipada con ventosas de material antideslizante. La almohada puede colocarse en cualquier posición. Estas almohadas proporcionan a los bañistas una posición cómoda y reducen la tensión en la columna vertebral.

vana pro telesne postizene

Lavabos

Incluso lavarse las manos o cepillarse los dientes puede resultar difícil para los que van en silla de ruedas. Elegimos un lavabo especial para usuarios de sillas de ruedas con un rebaje en la parte delantera. Instalamos el lavabo a una altura suficiente para que la persona discapacitada pueda pasar su silla de ruedas por debajo. También hay que prestar atención a la elección del grifo del lavabo. SANITINO ofrece grifos de lavabo especiales con palanca prolongada, como los que conocemos en los hospitales. Manejar una palanca de este tipo resulta cómodo para los usuarios de sillas de ruedas. Una opción aún mejor es un grifo sin contacto y con sensor. Si desea colocar un espejo sobre el lavabo, recuerde que el borde inferior del espejo debe estar a una altura aproximada de 100 cm.

 

umyvadlo

Muebles

Dado el espacio que ocupan los muebles mencionados, no es raro quedarse sin sitio para los muebles de baño. Los clásicos armarios de baño con cajones extraíbles ocupan mucho espacio. Pero pueden sustituirse por estanterías abiertas. Las instalamos a poca altura del suelo para que un usuario de silla de ruedas pueda alcanzarlas.

Productos relacionados

104,22 € con IVA
En stock 47 uds
Saldrá del almacén mañana
263,37 € con IVA
En stock 8 uds
Saldrá del almacén mañana
84,18 € con IVA
En stock 10 uds
Saldrá del almacén mañana
arriba
Clientes de Avis www.sanitino.es