Ir al contenido principal

¿Cómo limpiar un fregadero de acero inoxidable?

Un fregadero nuevo de acero inoxidable se ve siempre perfecto. ¿Sabes cómo cuidarlo para que dure lo máximo posible? ¿O cómo limpiar un fregadero que tienes ya muchos años de uso? En este artículo te lo contaremos.

Los fregaderos de acero inoxidable siguen siendo el tipo más común en las cocinas españolas. No es de extrañar, son increíblemente resistentes a los factores externos y al mismo tiempo tienen un aspecto muy moderno. Sin embargo, incluso un material tan duradero como el acero inoxidable requiere un tratamiento adecuado.

Un fregadero de acero inoxidable tiene un montón de grandes características. Una de las ventajas es el aspecto brillante, pero ni siquiera eso puede durar mucho con un uso regular. La suciedad, las huellas dactilares y, sobre todo, la cal se pueden acumular sobre la superficie. Con un tratamiento adecuado puede tener un buen aspecto incluso después de años de uso. ¿Entonces, cómo limpiarlo?

 

Olvídate de los cepillos rugosos

Para limpiar la superficie de acero inoxidable, definitivamente no se puede utilizar nada que pueda rayarla. Los arañazos aparecerán en uno o dos pasos y será muy difícil conseguir el brillo original. Ni las esponjas rugosas, ni las telas metálicas se deberían utilizar para limpiar la suciedad y las manchas secas. La mejor opción es una esponja o paño suave, idealmente de microfibra.

jak vyčistit dřez

 

Utiliza agentes de limpieza especiales

Cualquier limpiador abrasivo tampoco es adecuado, así que olvídate de las arenas líquidas, las pastas de pulir, etc. El acero inoxidable perderá su brillo y color originales si se utilizan desinfectantes y blanqueadores con cloro, así que evítalos también. El detergente ordinario para platos tampoco hace un buen trabajo; después de usarlo, la superficie queda libre de suciedad pero también llena de manchas. Por lo tanto, recomendamos comprar productos especiales diseñados específicamente para el acero inoxidable. La ventaja de éstos es que dejan una capa en la superficie del fregadero que lo protegerá de los goteos secos en el futuro. También tenemos consejos útiles para los que prefieren formas de limpieza más naturales.

 

Remedios caseros para una limpieza fácil y eficaz

shutterstock_2052318158.jpg

La mayoría de las veces basta con enjuagar el fregadero con agua y luego pulir con un paño seco. Pero, ¿cómo eliminar la suciedad más persistente? Recurra a uno de los ayudantes de limpieza más útiles: el vinagre. El vinagre desengrasa y deja la superficie brillante, por lo que es el candidato ideal para todo. Utiliza una botella de spray para aplicarlo en la superficie del fregadero y déjalo actuar durante un rato. A continuación, aclara bien y seca con un paño suave.

El segundo ayudante, igualmente eficaz, es el bicarbonato de sodio. Humedece el fregadero, espolvorea con bicarbonato de sodio y frota con un paño. Después de unos minutos, aclara bien y límpialo con un paño seco. Si el fregadero está muy sucio, combina el vinagre y el bicarbonato de sodio y vierte una cantidad razonable de bicarbonato de sodio en el fregadero y espárcelo cuidadosamente con una esponja húmeda. No olvides las zonas de difícil acceso alrededor del desagüe y del grifo. Con una botella de spray, añade el vinagre y déjalo actuar durante al menos diez minutos. El bicarbonato empezará a hacer espuma cuando entre en contacto con el vinagre. Luego se disolverá y removerá toda la suciedad. Por último, aclara bien el fregadero con agua, límpialo y púlelo con un paño seco. Va a brillar como si fuera nuevo.

Cómo limpiar el fregadero con limón

No debemos olvidarnos del limón y de sus gran capacidades. Rocía el paño con zumo de limón y empieza a pulir. Puedes cortar el limón y limpiar el fregadero directamente con él. En ambos casos, asegúrate de enjuagar bien este ácido natural y luego pulir el fregadero con un paño seco y suave. Los métodos naturales nunca fallan.

NUESTRO CONSEJO: ¿Has intentado alguna vez pelar patatas en un fregadero de acero inoxidable? Está comprobado que la piel con fécula de patata elimina la suciedad de la superficie. A continuación, aclara y pule el fregadero de la forma clásica. Se trata de un procedimiento muy sencillo y eficaz.

Tanto si utilizas limpiadores de fregaderos de acero inoxidable comprados en la tienda como si los haces en casa, nunca olvides de un mantenimiento regular. Cada vez que se ensucia el fregadero, hay que limpiarlo. Esto mantendrá tu fregadero como nuevo durante mucho tiempo.

Productos relacionados

3,73 € con IVA
En stock 5 uds
Saldrá del almacén hoy
98,75 € con IVA
Recibimos en nuestro almacén generalmente en 21 días (puede consultarlo por correo electrónico)
Rebaja
87,73 € con IVA
En stock 1 ud
Saldrá del almacén hoy
279,88 € con IVA
En stock 1 ud
Saldrá del almacén hoy
326,69 € con IVA
Disponible con el fabricante
arriba
Clientes de Avis www.sanitino.es